martes, 15 de febrero de 2011

Sin velas en los zapatos


Un zapato de charol y de melancolía
una artista percusionista naaufragando
una voz rasgándose a cada meandro
mientras pisa
un río con gotas de sal y de tequila

Con las piernas colgando a babor
y los ojos puestos en la puesta de sol
dibuja puntitos al final de cada huella
salta escalones de cuatro en cuatro
rema en círculos alrededor de sus estrellas
se le llenan de agua las manos

Quiere hallar una soledad compartida
un lugar donde encallar un rato
un camarote lleno, una silla al lado
un crítico al que rayar los cuadros
y callarle de besos la boca
y llenarle de agua las manos

y llenarse de agua las manos

3 comentarios:

  1. Ostias, me estás dejando atónita... (:
    Menudas malas fechas para descubrirte ;)

    ResponderEliminar
  2. Malas fechas por qué? Ni la poesía ne internet tienen fecha de caducidad!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabía cuánto tiempo llevaba el blog; y soy de panzadas y de leerme todas las entradas (exámenes...) de vez!

      Eliminar